Banco de meditación

Un buen banco de meditación o taburete mejora la posición de meditar Seiza.

Los grandes maestros Zen lo hacían sin estas sillas, pero eso no está al alcance de todos sin padecer dolor de espalda o piernas.

Por eso existen este tipo de bancos, para facilitar la postura erguida y mejor así la respiración para que la meditación sea algo agradable y no doloroso.

Aquellos que practicamos meditación o yoga sabemos la importancia de una buena posición y valoramos un buen taburete.

Solo con una posición cómoda lograremos alcanzar la paz y serenidad necesaria para que la meditación sea un éxito.

Tipos de bancos para meditar

Por generalizar de alguna manera existen dos tipos de bancos de meditación. Están los que tiene una pata central y los que tienen dos, una a cada lado. Como en la imagen inferior.

Tipos-de-bancos-para-meditar

La diferencia más notable reside en la posición de las piernas.

El de una pata tiene las piernas en los lados, y la de doble pata tiene las piernas encajonadas en el taburete.

Mi recomendación es que si quieres hacer meditación y mides más de 1,80 te decidas por el banco de una sola pata en el centro. Te será más cómodo entrar y salir ganando en comodidad.

En cambio, si no llegas a esa medida de 1,80 cm cualquiera de los tipos te valdrá.

Los 3 mejores bancos de meditación

Aquí he confeccionado una lista con los 3 mejores bancos de meditación.

1.- Berk YO-006

Banco-meditación-Berk

El banco de meditación Berk es el más barato de esta selección. Tiene 40 cm de largo y 17 cm de alto.

Además, tiene una pequeña inclinación hacia el centro, mejorando la estabilidad y así la posición Seiza es más cómoda.

Por otro lado, si eres una persona alta igual se te queda algo bajo, aunque esto se puede solucionar con un cojín para así ganar algo de altura.

Otra cosa interesante de esta banqueta es que sus patas en caso de transporte se pueden quitar fácilmente, pero ojo no son plegables, pero van encajadas y para su colocarlas o quitarlas, no se necesita ni cola ni tornillos.

Finalmente decir que este taburete de meditar tiene muy buenos acabados y su barnizado le da un toque elegante que a mí personalmente me gusta mucho. Además, el tacto de la madera es muy agradable.

ME GUSTA
  • Buenos acabados
  • Muy cómodo
  • Económico
NO ME GUSTA
  • Poco adecuado para personas alta (1,80 cm)
  • Patas no plegables

2.- Queen`s Sun

Banco-meditación-Queen`s-Sun

El banco de meditación Queen`s Sun viene ya montado ya que es toda una pieza y está realizado a mano de una manera tradicional.

La pata no se puede sacar, así que si lo quieres para transportar mejor uno con las patas plegables.

En cuanto al diseño de la banqueta la parte atrás es más alta, unos 17 cm y tiene una inclinación hacia la parte delantera, bajando hasta los 15 cm.

Además, es curvo hacia el interior para una mejor y comoda postura.

Esto hace que sea cómodo incluso para personas altas.

Por otro lado, si tienes problemas de espalda como tiene un diseño muy ergonómico ya no tendrás que preocuparte por esos dolores, ya que con este taburete te garantizas una postura donde la espalda queda equilibrada.

ME GUSTA
  • Diseño actual
  • Madera maciza
  • Hecho a mano
  • Ideal para personas altas
NO ME GUSTA
  • Pata no plegable

3.- Lotuscrafts

Banco-meditación-Lotuscrafts

El taburete Lotuscrafts está disponible en varios colores de tapizado diferente. En la parte más alta mide 19,5 cm y tiene un largo de 46 cm.

Con este modelo de reducidas dimensiones podrás tener la posición Seiza durante un largo periodo de tiempo sin padecer dolores de espalda.

Por otro lado, sus patas son plegables, así que es ideal si careces de espacio y solo lo quieres sacar para el momento de la meditación o incluso para transportarlo de una manera muy cómoda.

Solo se echa en falta algún seguro para que las patas no se abran.

En cuanto a diseño tiene una pequeña inclinación hacia delante tal y como muestra en la imagen y esto facilita una posición correcta de la columna vertebral.

Mejorando también la respiración abdominal.

Además, está disponible en dos tamaños. El regular si mides menos de 1,80 cm y el grande si superas esa altura.

Aunque existe una tercera versión, aunque está en pocos colores, con las patas más redondeadas. Esto permite a la persona que se sienta poder regular la inclinación ella.

Además, al tener la espalda recta se mejora la respiración desde el abdomen, consiguiendo una mejor capacidad de concentración.

ME GUSTA
  • Madera maciza
  • Disponible en varios tamaños
  • Variedad de colores
NO ME GUSTA
  • Falta un seguro para que no abran las patas

En que fijarte en la compra un buen banco de meditación Zen

Aquí tienes un pequeño resumen de las cualidades que debe tener un banco para ser el digno acompañante en tus momentos de meditación.

Diseño de un banco de meditación

Los bancos o taburetes de meditación deben tener una inclinación hacia delante para facilitar la postura Seiza.

Gracias a esta inclinación la espalda que más recta y es posible meditar durante mucho más tiempo.

Huye si la silla de meditación que estás mirando no tiene ninguna inclinación hacia delante. Es algo básico ya que una buena inclinación, evitará la aparición de dolores y calambres.

Tapizado

Puede que estéticamente no sean los más bonitos, pero si tiene un tapizado acolchado siempre será más cómodo que aquellos que no lo tienen. Aunque siempre puedes ponerle un cojín.

Peso

Si quieres un banco para llevarlo de un sitio a otro debes valorar el peso. Lógicamente cuanto más ligero mejor, aunque esto conllevará que será menos resistente.

Material

Existen bancos plegables de plástico, pero en mi opinión no están a la altura que se merece el acto de la meditación.

Desde mi punto de vista más sentimental, me gusta que sean de madera maciza.

Tamaño

Existen de varias alturas, pero lo normal o estándar digamos que es una altura comprendida entre los 13 y los 18 cm. Cuanta más altura tengas pues más alto debería ser el banco.

Pero tampoco te preocupes mucho, porque siempre le puedes poner un cojín y mejorar la comodidad y ganar unos centímetros más.

Plegable

En el mercado puedes encontrar bancos con las patas plegables o no. Como normal general si tiene las patas plegables será más caro que si no. Debes valorar si necesitas que sea plegable o no.

Si lo quieres para llevarlo a todos los sitios o no tienes sitio en tu casa para dejarlo fijo de manera que mejora la decoración de tu hogar, es mejor que optes por uno plegable.

Pero ojo, un banco plegable tiene menos estabilidad que uno no plegable.

Barnizado

Aunque te cueste creerlo he podido ver en el mercado bancos sin barnizado, suelen ser muy económicos, pero no vale la pena.

Un buen barniz protege la madera y alarga la vida de un taburete.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!